APIA y Cañoplast reafirman su alianza por un campo limpio

APIA
Por sexta vez consecutiva, APIA y Cañoplast renuevan su compromiso de participar mancomunadamente en el programa de recolección y reciclado de envases vacíos de plaguicidas Campo Limpio.

La Asociación de Proveedores de Insumos Agropecuarios (APIA) y la empresa Cañoplast renovaron por dos años más el convenio que los une desde 2005 en el marco del programa Campo Limpio centrado en la recolección y transformación de envases vacíos de plaguicidas en politubos usados para riego.

AGRONEGOCIOS, 07 de marzo de 2018, Hrs. 18:20

Este programa, creado por la organización internacional CropLife Latinamerica y desarrollado en Bolivia por APIA, ha propiciado en sus más de 13 años de vigencia el recojo y reciclado de cerca de 1.700 toneladas de envases plásticos.

El Ing. Alfredo Vives, director de la entidad que aglutina a 60 empresas comercializadoras de insumos para el agro, ponderó el acompañamiento de esta industria nacional desde el comienzo mismo del programa y por ello la actualización de este convenio por sexta vez consecutiva, ya que el mismo tiene vigencia de dos años.

Dicho acuerdo implica la adecuada gestión de estos envases vacíos generados en los campos de diversos municipios productivos del país mediante la recepción, transporte y el reciclado para usos permitidos, en el marco de las normas nacionales 1333, 755 y 830.

Si bien el Lic. Fernando Arana, gerente propietario de Cañoplast, puso de relieve el avance logrado en el tiempo de vigencia del convenio, pasando de reciclar 20 toneladas a las actuales entre 180 y 200, ambas partes reconocieron que aún falta mucho por avanzar ya que se estima que la actividad agrícola nacional genera 1.000 toneladas de envases vacíos al año, justamente la capacidad que tiene esta empresa.

La industria de plásticos se ocupa del recojo de los envases almacenados en los centros de acopio dispuestos por los municipios y empresas agropecuarias que son parte de Campo Limpio, el transporte a su planta, el acondicionado, triturado y reciclado de los envases para la transformación en politubos utilizados para aguas residuales, riego agrícola y otros usos permitidos y la elaboración de las estadísticas mensuales que socializa luego la institución entre todos los participantes en el programa.

Arana confirmó que Cañoplast ha diversificado su producción con politubos para riego por goteo, aspersión y por gravedad y que cuentan con un banco de pruebas y laboratorio para garantizar la calidad de sus productos, además están optando por contar con la norma ISO 9001, lo que consolidará el crecimiento de su empresa apoyado por la gestión que realiza junto a APIA.