Campo Limpio sigue marcando el paso, más allá de la norma

APIA
El Programa “Campo Limpio” es un Programa de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), orientado al manejo, disposición final y reciclaje de los envases de plaguicidas utilizados en la actividad agropecuaria.

El programa que APIA lleva adelante en Bolivia ya tiene 13 años de vigencia. Mientras éste crece, el país avanza lento en pos de consolidar el Reglamento para la Gestión de Envases Vacíos de “Plaguicidas, Fertilizantes y Sustancias Afines” al amparo de la Ley 755 (Gestión Integral de Residuos Sólidos).

PUBLICADA, 07 de noviembre de 2018, Hrs. 09:22

En el marco de la XIII versión del Día Nacional “Campo Limpio” organizado por la Asociación de Proveedores de Insumos Agropecuarios (APIA), efectuado el 31 de octubre de 2017, en el Hotel Camino Real, se realizó la presentación del avance del Reglamento para la Gestión de Envases Vacíos de “Plaguicidas, Fertilizantes y Sustancias Afines” al amparo de la Ley 755 (Gestión Integral de Residuos Sólidos), normativa de pronta implementación que estipula las responsabilidades sobre la materia por parte de los importadores, distribuidores y comercializadores de plaguicidas, productores agropecuarios, municipios, Gobernación, y Empresas Recicladoras.

En el Reglamento se destacan los siguientes puntos: a) Las competencias de los niveles de Estado serán principalmente el promover su aplicación, fiscalización y educación en el tema; b) Las responsabilidades de sector de insumos son principalmente crear un Plan de gestión de envases con participación de toda la cadena de comercialización; c) Las responsabilidades del productor están centradas en la coordinación con su proveedor para la devolución de los envases, debiendo estar los bidones con el “triple lavado”.

El evento se constituyó en una oportunidad en la cual se destacó la labor de Responsabilidad Social de las empresas miembro de APIA, así como también, para distinguir la actuación de las entidades que participan en la gestión de los envases vacíos de plaguicidas a través del Programa “Campo Limpio” (Empresas agropecuarias, entidades del sector público, Municipios rurales). Además como parte del Acto se hizo entrega de Equipos de Protección Individual (EPI’s) y Certificado de participación.

Bases del programa

El Programa “Campo Limpio” es un Programa de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), orientado al manejo, disposición final y reciclaje de los envases de plaguicidas utilizados en la actividad agropecuaria, que busca mitigar el impacto ambiental en razón de la quema de los mismos, la mala disposición sobre fuentes de agua y áreas agrícolas, así como su inadecuada reutilización; esbozando una Gestión Integral de Residuos específicos. El mismo resulta ser un Programa de CROPLIFE LATIN AMERICA, que es ejecutado en Bolivia por APIA desde la gestión 2005.

Sigue creciendo

El segundo aspecto que se destacó en el evento fue la expansión del Programa “Campo Limpio” a latitudes ubicadas fuera del departamento de Santa Cruz, como ser el caso de la zona del trópico del departamento de Cochabamba, el Chacho del departamento de Tarija, y las zonas agrícolas del departamento del Beni, a través de la suscripción y renovación de importantes Convenios de Cooperación.

Y como tercer aspecto destacado, la promoción del Programa de manera voluntaria por parte de personas y empresas colaboradoras de APIA, ligado a la tan necesaria construcción de Centros de Acopio para el fortalecimiento del mismo.

Logros

El Programa “Campo Limpio” ha recolectado 1.815, 6 toneladas de envases desde el año 2005 a agosto de 2018, a través de 90 Centros de Acopio. Entre los resultados del mismo en la gestión 2018, destacan: a) Recolección de 115,7 toneladas a Agosto; b) Mejora considerable en la práctica del “Triple Lavado” de los envases, la cual es fundamental para el reciclado de los mismos; c) Difusión del Programa en diferentes espacios como ser Talleres, Ferias, y Medios de Comunicación, y Redes Sociales.

El mensaje final de la XIII versión del Día Nacional “Campo Limpio” fue: “Estamos avanzando hacia una legislación adecuada para la gestión integral de envases vacíos de plaguicidas, garantizando no solo una disposición final ambientalmente adecuada de los mismos, sino también que éstos sean reciclados en elementos útiles para la sociedad”.

Fuente: APIA / Unicom IBCE