CIAT aporta a la seguridad alimentaria con el primer arroz biofortificado

CIAT
El Ingeniero Luis Hurtado, director del CIAT, comenta que se ha realizado una inversión muy fuerte en la etapa de investigación que, en conjunto con las instituciones participantes, tienen por objetivo paliar las deficiencias nutricionales de los países, trabajando con expertos entendidos en el área.

El CIAT prepara para febrero de 2019 el lanzamiento de su primer arroz biofortificado, fruto del trabajo que realiza con su par de Colombia más la entidad de investigación internacional Harvestplus.

PUBLICADA, 09 de octubre de 2018, Hrs. 15:54

El Centro de Investigación Agrícola Tropical (CIAT), en coordinación con el Proyecto HarvestPlus (HP), ha desarrollado líneas de arroz con mayor contenido de zinc 30-40% más que las variedades de uso tradicionalmente, con el objetivo de mejorar la nutrición en el país, estos materiales son el resultado de la larga trayectoria de cooperación de CIAT-Colombia en el mejoramiento de uno de los alimentos principales en la dieta de los bolivianos, como es el arroz, que a través de la biofortificación; un proceso de mejoramiento convencional; mejorará la dieta de los bolivianos, especialmente a las mujeres en gestación, personas mayores y el crecimiento de los niños.

Luis Hurtado, director del CIAT, sostuvo que “para nosotros es una esperanza muy grande seguir aportando a la seguridad alimentaria del país, ya que más del 70% del área sembrada, son variedades del CIAT”. También afirmó que, “si las pruebas arrojan los resultados esperados, esta variedad se estaría liberando en el Día Nacional del Arroz, en febrero de 2019 en la localidad de Yapacaní”.

Juana Viruez, Responsable del proyecto Arroz CIAT, indica que estas variedades biofortificadas son igual o superior a la MAC -18 Y SACIAT FL-40 (actualmente ocupando 70% del área) en calidad de grano, rendimiento, tolerancia a enfermedades, además del mayor contenido de zinc.

ARROZ Biofortificado
Un grupo de personas al azar, realizaron una “cata a ciegas” de 3 variedades de arroz: una local y dos biofortificadas con alto contenido en Zinc de entre un 30 a 40% más que el local.

El CIAT, con el apoyo financiero de la Gobernación y el apoyo técnico de HP, tendrá disponible la semilla para comercializar a los productores que conocerán estos materiales en los diferentes días demostrativos que organizará en febrero de 2019, como parte de la campaña 2019/20.

Primera variedad biofortificada

El CIAT, en el marco de sus convenios intencionales, tiene de aliados estratégicos a instituciones que apoyan este tipo de proyectos; en este caso el CIAT en Palmira – Colombia, que a su vez va de la mano con Harvestplus (institución parte del Programa de Investigación del Centro Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional).

arroz biofortificado
HarvestPlus, investigación

Daniel Álvarez, español, Ingeniero de Alimentos y representante de Harvestplus en Bolivia de dicho proyecto, menciona que la base promedio de zinc en el arroz local de Santa Cruz es de aproximadamente de 16 ppm; el objetivo es elevar a 28 ppm, lo que supone aumentar niveles de más de 50×100 del aporte nutricional del zinc.

Explica también que la prueba sensorial es una etapa intermedia de este objetivo, consiste en que un grupo de personas al azar, realizaron una “cata a ciegas” de 3 variedades de arroz: una local y dos biofortificadas con alto contenido en Zinc de entre un 30 a 40% más que el local. El resultado de estos estudios, serán determinantes para pasar a las siguientes etapas de aplicación en los cultivos y mayor investigación de zinc en suelos cruceños; esto para poder liberar la primera variedad de Arroz Biofortificado en Zinc, lo cual significa un logro importante para el CIAT y el país.

Un centro al servicio de la alimentación boliviana

El Ingeniero Luis Hurtado, director del CIAT, comenta que se ha realizado una inversión muy fuerte en la etapa de investigación que, en conjunto con las instituciones participantes, tienen por objetivo paliar las deficiencias nutricionales de los países, trabajando con expertos entendidos en el área.

Revela que se han cumplido con varios estudios, que forman parte de la cadena de evaluación para poder liberar esta nueva variedad: rendimiento, campo, resistencia a enfermedades; esta es la fase de degustación que significa la aceptación del consumidor. Si las pruebas arrojan los resultados esperados, esta variedad se estaría liberando en el Día Nacional del Arroz, en febrero de 2019 en la localidad de Yapacaní.

“Hay una deficiencia en las cantidades de zinc en el consumo boliviano”

Rita Medina, prestigiosa nutricionista, sostiene que el arroz aporta muchas cantidades de carbohidratos, “es la base de comida de muchos de nuestros pueblos, no se llama comida si no tiene arroz, lamentablemente no tiene la cantidad de nutrientes necesarios y en el proceso se pierden parte de ellos.  Tener un arroz biofortificado es una excelente noticia, porque significa que se está añadiendo un nutriente más”.

La especialista hace énfasis en el aporte de zinc que contiene este arroz y explica que “hay una deficiencia en las cantidades de zinc en el consumo boliviano, este arroz favorecerá el crecimiento de los niños, evita las enfermedades ya que fortalece las defensas, actúa en los linfocitos T; que son los comandantes del sistema inmunitario; en especial evitando las enfermedades respiratorias y las intestinales, como las diarreas”.

Fuente: Unicom IBCE