CIAT: pionero del Día del Trigo

En entrevista con el director ejecutivo del Centro de Investigación Agrícola Tropical del Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz, Ernesto Salas García.

AGRONEGOCIOS, Santa Cruz, 31 de julio de 2015

“Hoy como siempre estamos presentes en este evento mostrando lo que modestamente, pero con mucho orgullo hace el CIAT de la Gobernación de Santa Cruz. En este evento tan importante como es el día nacional del trigo -que nacieron bajo la tutela del CIAT- así como el día nacional del arroz, del maíz se vienen realizando y felizmente fue bien capitalizado y asumido por los productores”, manifestó a nuestro medio digital, el director ejecutivo del Centro de Investigación Agrícola Tropical del Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz, Ernesto Salas García.

Historia

A fines de la década de los ´80, el Día del Trigo y otros eventos referentes a cultivos del departamento cruceño comenzaron a ser presentados paralelamente con mecanismos de transferencia de tecnología para los productores con demostraciones de campo, que se han ido perfeccionando y han ido creciendo. Hoy un evento de mucha trascendencia para toda la cadena agropecuaria porque aquí se encuentra la empresa privada que hace servicios, que dan insumos, asistencia técnica de las instituciones públicas como es la Gobernación de Santa Cruz, a través del CIAT, de Universidades, son encuentros de mucha importancia socioeconómica, viéndola en toda su magnitud.

El CIAT, en un sitial importante en la agricultura

El 65% del cultivo del trigo en Santa Cruz depende de una variedad que el CIAT la ha producido, la Motacú y, sumada a esta dos variedades más. El 85% de producción de trigo en Santa Cruz son variedades producidas por el CIAT. “Eso nos pone en un nivel muy importante, ofrecemos otros servicios relacionados con laboratorio, diagnóstico de plagas, de suelos, producción de inoculantes para leguminosas, todo esto hace parte de lo que el CIAT y la Gobernación están haciendo por el sector productivo”, recalcó Salas.

El CIAT ante el momento actual

El director del CIAT indicó que el efecto de las políticas de países grandemente productores como  Argentina y Brasil, sumado al entorno de la caída de los precios de petróleo y las materias primas pone al sector productivo de Santa Cruz en una situación muy complicada, como es el caso del trigo con una baja del 50% del en un año.

El año pasado se pagaba entre 480 a 490 dólares la tonelada de trigo y se sembraron 115.000 hectáreas aproximadamente. Con estos precios los productores aceptaron el reto que le plantea el Gobierno nacional de ampliar la producción en la frontera agrícola. Hoy se tienen  140.000h de trigo sembrado y el precio a la mitad, alrededor de 250 dólares, lo cual es desmotivante, sumado el efecto climático con lluvias extraordinarias, que hicieron aparecer enfermedades y plagas en los cultivos, como la pericularia.

Ante esta situación, el CIAT,  como centro de investigación su tarea es de generar alternativas tecnológicas. “Lo estamos haciendo, estamos cumpliendo hacemos nuestro trabajo y también enmarcado en la situación de este cambio climático, nuestras variedades tienen esa característica de adaptación a estas condiciones”, enfatizó Ernesto Salas.

“Hay que dar un poco de optimismo a los productores, esto es pasajero. Esperemos que el Gobierno tome acciones de tipo políticas para proteger al sector productivo con medidas paraarancelarias que temporalmente se puedan aplicar, o que puedan asegurar el almacenamiento de toda la producción agropecuaria en el departamento”. 

  

Índices de producción

El CIAT, que cumplió 40 años de vida institucional en febrero de 2015, ha sido el promotor tradicionalmente de cultivar trigo. Eso se debe a hizo un programa triguero primero y después estableció un plan quinquenal en el años 1990-1995. Continuó con el segundo plan quinquenal el 1990-95, y del 1995-2000, durante esos 20 años se pasó de 10.000 h de trigo a 50.000 h. Posteriormente el año 2000 viene el impulso y se llega a cerca de las 100.000 h; el 2013 se sembró 93.000 h; el 2014 se llegó a 115.000 h; hoy bordea las 150.000 hectáreas, lo cual se definirá al final de la cosecha, pues el rendimiento ha sido afectado por las lluvias.