Comercio exterior: El saldo comercial es deficitario

Bolivia
El comercio exterior boliviano volvió a registrar un nuevo déficit -por tercer año consecutivo esta vez por 1.302 millones de dólares, el mayor desbalance comercial registrado en la historia del país, reportó el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Exportaciones e importaciones muestran un alza en los primeros cuatro meses de 2017, pero la balanza comercial repite el cuadro deficitario de 2015 y 2016.

AGRONEGOCIOS, 21 de junio de 2017, Hrs. 19:55

Los índices de compras y ventas del país mantienen una línea de crecimiento del 7% en el primer cuatrimestre de la gestión, un síntoma favorable a primera vista, pero el detalle deja ver que las importaciones superan a la capacidad de exportación del país.

Las exportaciones bolivianas al mes de abril del 2017 aumentaron en 151 millones de dólares americanos en relación al mismo periodo de 2016, equivalente al 7%. Las compras externas se incrementaron en 184 millones de dólares adicionales, mostrando un crecimiento en el mismo porcentaje, muestran las cifras, según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Estos resultados repiten el cuadro deficitario de 2015, en que las exportaciones alcanzaron los 3.041 millones de dólares, mientras que las importaciones superaron los 3.156 millones de dólares. Es una tendencia vinculada a la situación que vive la economía, a decir de especialistas.

Cada vez menos exportaciones

Durante el período enero-abril del 2017, los 3 principales destinos de las exportaciones bolivianas fueron: Brasil con 17%, Argentina 16% y Estados Unidos 8%, concentrando estos el 41% del total de las ventas externas del país, refiere el informe Cifras de esta institución.

Y anota que a pesar del incremento generalizado en las exportaciones, Bolivia presentó un considerable déficit comercial bilateral con China por 480 millones de dólares, Perú con cerca de 109 millones y Brasil con 98 millones.

Los productos de exportación tradicionales, gas y minerales, siguen siendo la punta de lanza en las ventas a los mercados externos, seguidos de los no tradicionales, liderados por la soya. En un segundo escenario destacan nueces y joyería.

Las importaciones están centradas en suministros industriales, bienes de capital, piezas y accesorios, equipos de transporte, artículos de consumo, alimentos y bebidas y combustibles y lubricantes.

Fuente: Con datos del IBCE