Consejos para hacer un ensilaje de Alto Valor Nutricional

ensilaje
Zampar vive apasionadamente cada una de sus presentaciones, donde expone todos sus conocimientos sobre ensilajes

El Dr. Luis Eduardo Zampar, en la conferencia técnica Ensilaje de alta calidad, reveló una serie de fallas que cometen los productores al preparar ensilajes y que comprometen su resultado, pese a que la región tiene todas las condiciones para hacerlos viable y sin necesidad de incurrir en mayores costos.

AGRONEGOCIOS, 16 de febrero de 2018, Hrs. 11:50

El gerente general de AgroLead, Lic. José Luis Valenzuela, comenta que el organizar una conferencia sobre ensilaje de alta calidad estuvo enfocada para profesionales ganaderos así como a los agricultores que han incursionado en la actividad mixta agrícola-ganadera.

El traer a un experto brasileño es una gran oportunidad de aprendizaje, dice el ejecutivo, por la vasta experiencia del consultor en años de trabajo y por las similitudes en cuanto a condiciones entre el vecino país y Bolivia. Respecto a las herramientas necesarias, como ser los insumos para producir un maíz silero de alta calidad y rendimiento, están disponibles, restando que el productor esté dispuesto a utilizarlas adecuadamente.

Zampar, que tiene su centro de operaciones en el estado brasileño de Paraná, es un conocedor de la realidad agropecuaria de las regiones tropicales de Sudamérica, incluidos Paraguay y Bolivia, y por ende su palabra y conocimientos cobran fuerza a la hora de explicar cómo tener éxito haciendo un ensilaje de calidad para conseguir mayor peso o litros de leche, en menor tiempo y al mismo costo.

Para tener en cuenta

“El problema es que los productores quieren hacer ensilaje pero fallan al querer acelerar el proceso”, arranca diciendo y detalla dos puntos clave:

  1. El silo de maíz es un alimento fantástico que tiene la capacidad de ayudar a producir mucha carne y mucha leche, pero para ello hay que entender que la elección de la genética adecuada de las plantas es vital para lograr un óptimo aprovechamiento por parte del animal. La genética de las plantas también es muy importante en lo que hace a la calidad y consistencia de los granos. El grano debe ser blando, dentado, que permita un procesamiento o quebrado fácil por parte de las cuchillas de la máquina cosechadora. La correcta calibración de los equipos de corte es muy importante para que el alimento sea más digestible y palatable.
  2. Una gran ventaja de usar ensilaje de maíz es la posibilidad de reducir la cantidad de alimento balanceado a incorporar en la dieta del ganado, con lo cual el productor baja el costo pero mantiene el nivel productivo, ello hace que sea tan importante la participación de granos en el silo, un adecuado híbrido de maíz para ensilaje tiene arriba de 40% de proteína en hojas y tallo, pudiendo llegar a reemplazar en muchos casos a suplementos de mayor valor.

Cuando el animal ingiere este alimento, el grano dentado es mucho mejor aprovechado en el tracto digestivo; el animal come ese alimento ya que tiene alta digestibilidad y lo aprovecha mucho más, el mejor alimento es el que muestra mínimo contenido de grano en el estiércol.

experto en ensilaje
Dr. Luis Eduardo Zampar MVZ

El productor falla mucho en la elección del momento de cosecha. “Cuando no es el tiempo apropiado el maíz aún está blando, lechoso. El momento correcto es el técnicamente llamado como ‘harináceo duro’, esto es cuando al quebrar un marlo por el medio vemos que, del medio para la punta, el grano está 50% harináceo y 50% lechoso; otra señal es cuando se observa en la planta que las hojas están verdes pero la paja de la espiga ya está seca o quemada. El cosechar en el punto correcto hará que aumente mucho la participación de granos en el ensilaje”, indica. El no cosechar en el momento adecuado puede ser por falta de conocimiento, por haber utilizado un híbrido equivocado o por no disponer de los equipos de corte y picado de manera oportuna.

Si de tamaño de corte de las partículas se habla, el ganadero tiene la tendencia a fallar mucho, asegura Zampar. Para ganado confinado, en feedlot o de corte, se debe trabajar con un tamaño de 5 a 8 milímetros, en cambio para ganado de leche en pastura, de 10 a 15 mm; y si esas vacas de leche estuvieran confinadas, entre 18 y 22 mm, es decir que el tamaño de partículas difiere de acuerdo al tipo de explotación que se tiene y el resultado que se quiere conseguir.

La altura de corte de la cosecha también es muy importante y lo ideal es que sea mínimo de 30 a 40 centímetros por encima del suelo, ya que esa parte de la planta de maíz es de baja calidad y digestibilidad y por ello debe ser usada para cobertura, para generar materia orgánica. En ese contexto, asegura que los materiales con genética de porte más alto son los que permiten cosechar a mayor altura, sin perder cantidad de forraje de calidad.

La compactación es la labor en la que más horas debe trabajar el tractor a la hora de hacer ensilaje. El tractor a elegirse debe ser pesado, con neumáticos en buen estado, con las trillas bien marcadas. Éste debe trabajar en espacios cortos, debe poder subir por la lateral sin problemas y desplazarse de adelante hacia atrás y en movimientos cortos de izquierda a derecha. Mientras más compactado, mucho mejor. Las pérdidas posteriores en calidad de alimento dependen principalmente de que esta tarea sea realizada de la mejor manera.

Para hacer el cerramiento o el sellado del silo, Zampar recomienda usar dos lonas. Una vez puesta la primera, y tras lacrar las laterales, el fondo y la boca del silo quedan abiertas, entonces hay que proceder a sacar el aire, que es el principal enemigo del ensilaje. Para ello, indica que se debe ir distribuyendo encima de la primera lona una delgada capa de arena o tierra bien fina, con ello salen todos los gases indeseables y ya se puede cerrar la boca y el fondo. Entonces se pone la segunda lona encima, la cual se cubre y protege poniendo llantas de goma encima.

Una tarea previa al colocado de estas llantas, también para proteger el silo, es usar una cuerda amarrando de un lado al otro sobre la segunda lona cada 80 centímetros, evitando así que el viento levante la lona y, principalmente, que al abrir el silo para dar de comer a los animales, entre el aire por debajo de la lona, lo que perjudicaría al alimento ya que lo calienta, siendo que éste debe estar frío para conservarse adecuadamente.

Características de un buen silo

El ensilaje debe conservarse frío.

Debe contener alta participación de granos suaves, esto con el auxilio de la genética del maíz.

El grano debe estar muy bien procesado (quebrado).

Ausencia de bolas o pelotas (apelmazamiento) de diferente color dentro del alimento.

Qué evitar

Algo que critica como un error importante a la hora de hacer silos es el cubrirlos con tierra. Zampar recordó que en una visita anterior a nuestro país vio gente que ponía medio metro de tierra encima de la lona.

“Nosotros no podemos esconder el tesoro que tenemos ahí, porque si se llega a perforar la lona no podremos verlo y solucionar el problema que nos generará pérdidas enormes”, explica. Ahora, en el caso de que sí se haga una perforación, indica que no se debe usar más que papel contac (plástico adhesivo usado para forrar cuadernos), que se halla en librerías, para parcharlo.

“Hacer ensilaje es factible para todos, pero depende de la voluntad que tenga el productor, primero para entender el proceso, que la fermentación es el alma del negocio, un alimento ácido, rico en ácido láctico, que no puede tener oxígeno. Cosechar en el momento correcto con el tamaño de partícula adecuada, cortar alto, compactar y cubrir con ausencia completa de aire, eso es posible. Infelizmente, en la mayoría de los ensilajes del Brasil y otros países las pérdidas son grandes”, concluye diciendo el experto.

Respecto a los consejos del brasileño, Valenzuela opina que el seguirlos permitirá al productor optimizar su producción y tener mayor incremento de peso diario en los animales a un menor costo.

Por la cantidad de personas inscritas, la conferencia técnica Ensilaje de alta calidad, dictada por el Dr. Luis Eduardo Zampar, consultor independiente, especialista en Nutrición animal y asesor de haciendas de ganado de corte y leche en diversos países sudamericanos, invitado por la empresas Biomatrix de Brasil y AgroLead de Bolivia, tuvo que realizarse  en doble turno.

Híbridos disponibles

Valenzuela explica que, “en el ensilaje de alta calidad hay muchos factores a tener en cuenta (…) nosotros partimos desde la elección del material, recomendando al productor que utilice el mejor híbrido para la producción de ensilaje, en este caso Biomatrix BM 3063 que se caracteriza por tener buena calidad de fibra, con baja FDN, alta digestibilidad, una buena cantidad de materia verde, alto contenido de proteína en tallo y hojas, un grano fácilmente degradable para que el animal lo asimile como alimento y que tenga una amplia ventana de corte para que el maíz se pueda cosechar en el momento oportuno”.

Los híbridos destinados a ensilaje que importa AgroLead de la brasileña Biomatrix son de alta calidad genética, con muy alto techo productivo si se le dan las condiciones adecuadas, por ello esta firma se enfoca en mostrar al agricultor que puede ganar más incluso si los precios no acompañan.

Asimismo, pondera el uso de bacterias naturales para la inoculación de la semilla de maíz que permite incrementar la producción entre 20 – 24%, según datos de Embrapa, la utilización de fungicidas como fundamental para mantener la sanidad e inducir a un mejor llenado de mazorca y técnicas como la coinoculación en soya, además del uso de la tecnología nutricional con diferentes productos en diferentes etapas para darle a la planta lo que necesita y en el momento oportuno para producir más.