Control de la Roya: Recomiendan aplicar el vacío sanitario

soya
El vacío sanitario significa la observancia de un periodo de tiempo (3 meses en Brasil) en el que se prohíba todo cultivo de soya, esto porque la Roya sobrevive únicamente en las plantas vivas o la denominada soya guacha que queda tras cada campaña.

El establecimiento de un vacío sanitario cobra importancia ante el incremento de la resistencia de la Roya a los activos químicos disponibles.

AGRONEGOCIOS, 10 de octubre de 2018, Hrs. 16:32

El brasileño, Erlei Melo Reis, profesor del Programa de Postgrado de la Universidad de Buenos Aires, ex funcionario de Embrapa, fue invitado por UPL para hablar sobre la problemática del control de las enfermedades en soya, principalmente la Roya Asiática.

“No basta solo con aplicar fungicidas, sino que hay una serie de medidas que se deben observar para un control económico de este mal, es decir desde la perspectiva de que se siembra la soya para ganar dinero, no para perderlo”, reflexionó.

En ese marco, el experto propone realizar un manejo integrado de la enfermedad: establecer el vacío sanitario (tres meses sin cultivar soya); sembrar materiales precoces (de ciclo corto) y al inicio de la época recomendada; dar preferencia a variedades con cierto nivel de resistencia a la Roya, como las llamadas del grupo Inox; y sólo luego de verificar los lotes, si hay necesidad, aplicar los fungicidas.

“No es la presencia de la enfermedad la que justifica la aplicación de fungicidas, sino el daño causado a la productividad. ¿Si la enfermedad no causa daño, para qué controlarla?”, cuestionó.

Mal uso de productos

Según el experto, el mayor error es aplicar los fungicidas sitio-específicos, ya sea solos o en sus mezclas dobles o triples; así comenzó el problema en su país y se agravó cada vez más al punto de no responder al incremento en el número de aplicaciones por área.

“El uso errado de los fungicidas sitio-específicos ha desarrollado la resistencia del hongo a los triazoles, estrobirulinas y carboxamidas, y la única solución que hay hoy es la mezcla de estos ingredientes activos con los llamados multisitios, como es el Mancozeb, o la familia Unizeb Gold”, explicó.

Vacío sanitario

El vacío sanitario significa la observancia de un periodo de tiempo (3 meses en Brasil) en el que se prohíba todo cultivo de soya, esto porque la Roya sobrevive únicamente en las plantas vivas o la denominada soya guacha que queda tras cada campaña. Como el hongo no conoce de fronteras, Melo recomendó que éste sea adoptado además en Paraguay y el Norte de Argentina.

“El hongo produce muchas esporas, hay cerca de 400 millones por cada planta, por lo que una hectárea de soya llega a producir más de 1.000 kilos de esporas en 40 días, y es necesario solamente un millón de esporas para originar un mutante capaz de transmitir la resistencia a los fungicidas”, detalló.

Partiendo de esos valores y aterrizando en el caso boliviano, con 1.200.000 hectáreas de soya sembradas y un promedio de rendimiento de 2 t/ha, Melo Reis marca como imperativo al acatamiento de un ‘vacío sanitario’, tal cual se ha establecido en su país como ley nacional.