Disminuye la cosecha de soja en la Argentina pero será récord en Brasil

cosecha
Como respuesta del mercado al incremento de la oferta de soja de América del Sur, las pizarras de la Bolsa de Chicago reflejaron bajas por segunda rueda consecutiva para la oleaginosa.

Retenciones del 30%, el desplazamiento por el maíz y fuertes lluvias, entre las causas de la menor cosecha en Argentina.

PUBLICADA, 01 de marzo de 2017, Hrs. 09:45

Para este año se prevé una cosecha récord de soja en Brasil y una caída en la Argentina. Se trata de los principales productores del mundo de la oleaginosa junto a Estados Unidos. Los mercados tomaron nota del nuevo equilibrio y la soja subió ayer en Chicago 1,38% para cerrar en US$ 376,63 la tonelada.

La proyección la hizo la consultora internacional Oil World, que sigue el comportamiento de estos mercados. Según sus estimaciones, la cosecha de soja de Brasil alcanzará un récord de 105 millones de toneladas, frente a las 95,4 millones de toneladas del año pasado.

Pero la recolección en Argentina bajaría a un mínimo de tres años, pronosticaron los analistas de oleaginosas de Oil World, con sede en Hamburgo.

“Las exportaciones brasileñas subirán con fuerza a unas 52,3 millones de toneladas, 4,5 millones de toneladas más que el año pasado”, agregó la entidad.

En general, el clima fue favorable para la soja en Brasil, con rendimientos que superaronlas expectativas en algunos estados productores clave, afirmó Oil World.

Brasil compite con Estados Unidos por la posición como mayor exportador mundial de soja.

La estimación de la cosecha de Oil World se compara con los 104 millones de toneladas proyectados por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos el 9 de febrero y los 107,8 millones de toneladas estimados por la consultora brasileña Agroconsult el 22 de febrero.

Sin embargo, en Argentina la reducción de la superficie sembrada y el efecto de las inundaciones al inicio de la siembra reducirán la cosecha de soja a 54 millones de toneladas desde 55,3 millones de toneladas el año pasado, afirmó Oil World.

El resultado llega después de una cosecha decepcionante en 2016, cuando la soja se sembró bajo el gobierno de Cristina Kirchner. Otro factor que mencionan analistas locales es que la soja, que paga una retención del 30%, fue desplazada en varias áreas por el maíz, sin retenciones, cuyos precios mejoraron y sobre todo porque permite la rotación del suelo.

De acuerdo a la Bolsa de Cereales de Rosario, la cosecha brasileña avanza a toda máquina y alcanzó el 24,8% de la superficie plantada; por encima del promedio de cinco años del 17,1 % para esta época del año.

Mientras tanto, en Argentina, “los lotes vienen sorteando las inclemencias climáticas, sin quitarle el ojo a los pronósticos. El granizo del último temporal arrasó con lotes puntuales del centro sur de Santa Fe ocasionando pérdidas del 100%”, señaló la entidad en su último informe.

La Bolsa destaca, sin embargo, que los cultivos argentinos también se están destacando por su performance. En los lotes no afectados por los excesos de lluvia, los rindes de soja de primera se perfilan a superar los 40 quintales por hectáreas en las principales zonas de la Pampa Húmeda.

Por cierto la menor cosecha en soja fue compensada por una mayor en el caso de trigo que en esta campaña duplicó a los volúmenes de la anterior al lograr 18,9 millones de toneladas. Las estimaciones del ministerio de Agroindustria mencionan una cosecha total de granos en torno a las 121 millones de toneladas. Sería la más alta de la historia.

Hasta el último febrero, la cosecha arrimó unos US$ 35.000 millones. Y según la Fundación Mediterránea el agro ya está aportando un tercio del crecimiento de la economía.

Fuente: clarin.com