candidato CAO
Queremos una agropecuaria fuerte, que se apoye en las leyes, mismas que deben incentivar una mayor producción; de igual forma apoyada en las tecnologías disponibles, mismas que permitan dar un salto de productividad inmediato, dice Fleig.

Así lo dijo este productor y dirigente agropecuario que se postula a la segunda vicepresidencia de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), en la plancha que también integran Reinaldo Díaz Salek, como candidato a presidente y Oscar Mario Justiniano a primer vicepresidente.

AGRONEGOCIOS, Santa Cruz, 09 de febrero de 2019, Hrs. 12:21

Fleig está dedicado a la ganadería, cría y engorde principalmente, y también a la agricultura en menor grado. Su trabajo lo desarrolla en las zonas de Colpa Bélgica, Pailón y Pailón Sur o Charagua Norte.

Su labor dirigencial la desarrolló en el sector pecuario; fue director de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) y actualmente es parte del directorio de la Asociación de ganaderos y Lecheros de Warnes (Agalewar).

Hoy, junto a sus compañeros de fórmula propone como programa de trabajo para la gestión 2019-2021 en la Cámara Agropecuaria del Oriente el Plan de Expansión Productiva: “Es la hora del campo”. Las elecciones se llevarán a cabo el 21 de febrero en el marco del Congreso Ordinario de la CAO.

Su visión del agro

El candidato asegura que siempre tuvo el anhelo de ser dirigente con la mira puesta en motivar un cambio y un mayor desarrollo para el sector agropecuario, al que considera que representa el presente y el futuro del país. De allí que ello le motivó a sumarse a este frente, cuya propuesta remarca lo dicho; “Es la hora del campo”.

“Bolivia tiene todo el potencial para crecer, para ser grande de verdad en el tema agropecuario. El mundo nos está mirando”, manifestó el candidato. Según su análisis, las exportaciones tradicionales están relativamente estancadas en relación al potencial que tienen las ligadas al agro y ello se ve claramente en los países vecinos a Bolivia, “que apuestan a la producción y son grandes exportadores”.

Queremos una agropecuaria fuerte, que se apoye en las leyes, mismas que deben incentivar una mayor producción; de igual forma apoyada en las tecnologías disponibles, mismas que permitan dar un salto de productividad inmediato, expresó.

En el tema de las exportaciones, Fleig aboga por una apertura plena que apoye la iniciativa de aquellos que tienen la capacidad para ser actores de la cadena logística de exportación de productos agropecuarios; ser consecuentes con miles de compatriotas que dependen de este negocio, dijo.

Citó el caso de la ganadería que, ante el mero anuncio de posibles nuevos mercados externos, se han generado grandes inversiones por parte de los frigoríficos, los ganaderos en genética, infraestructura, ampliación de sus campos de producción y la contratación de personal y servicios complementarios.

“Ese es el mensaje. Queremos llegar con optimismo, este equipo de dirigentes está queriendo conformar toda una estructura en el tema de comunicación, pero también el tema de formación de personal rural para llevar este mensaje al país, porque no es solo un tema de Santa Cruz, el país tiene que ayudarnos a crecer, todos vamos a mejorar y es la hora de que Bolivia apunte y apueste a la producción agropecuaria”, concluyó diciendo el candidato a segundo vicepresidente de la CAO.