CAO, Bolivia
El Plan de Expansión Productiva, “Es la hora del campo”, transmite la idea de realizar un trabajo inmediato de cara a fortalecer el sector, generar mayores empleos y así beneficiar a todos los bolivianos. Se dialogará con todos los sectores, adelantó Díaz.

Un Plan de Expansión Productiva bajo el lema: Es la hora del campo, es la propuesta de la plancha integrada por Reinaldo Díaz Salek, como candidato a presidente, Oscar Mario Justiniano a primer vicepresidente y Erich Fleig Balbao que se postula a la segunda vicepresidencia de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO).

AGRONEGOCIOS, Santa Cruz, 09 de febrero de 2019, Hrs. 09:36

El actual primer vicepresidente de la CAO, Reinaldo Díaz, hará valer su experiencia como directivo y titular de instituciones del sector como Anapo, AB-CREA, Unisoya y actualmente el IBCE, para buscar ser el sucesor de Freddy Suárez para la gestión 2019-2021. Esto se dará el 21 de febrero en el marco del Congreso Ordinario de la entidad matriz del sector en el departamento de Santa Cruz.

El empresario porcicultor y maderero, Oscar Mario Justiniano, actual segundo vicepresidente de la CAO, lo secundará, mientras que el ganadero Erich Fleig Balbao hará su debut en los primeros planos directivos, aunque ya posee experiencia en el ámbito dirigencial pecuario.

Iniciativa productiva    

El Plan de Expansión Productiva, “Es la hora del campo”, transmite la idea de realizar un trabajo inmediato de cara a fortalecer el sector, generar mayores empleos y así beneficiar a todos los bolivianos.

expansion productiva

“Creemos que ahora es cuando debemos abordar el desafío de la expansión productiva, ahora es cuando debemos reducir las barreras que frenan el crecimiento del sector, y creemos que el futuro es ahora. Es la hora de producir más y mejor, es la hora del campo y creemos que estamos en condiciones de construir una agropecuaria fuerte que nos permita contrarrestar este estancamiento en el que estamos sumergidos”, expresó Díaz mencionando que desde hace tres años se arrastra un déficit en la balanza comercial, bajando de 13 mil millones de dólares exportados a cerca 7 mil millones.

Esta propuesta consta de cuatro ejes temáticos

  1. Más tierra para la agropecuaria. Se pide una distribución más adecuada de las tierras fiscales, pero también el acceso a la propiedad plena de la tierra, para lo cual se hará una propuesta de amonestaciones administrativas y sanciones económicas en reemplazo a las reversiones ante el incumplimiento de la Función Económica Social (FES) que, dijo Díaz, los pone en completa indefensión y resta posibilidades a la inversión.
  2. Modernización tecnológica agropecuaria. En base a dos puntos; elevar la productividad usando las nuevas herramientas tecnológicas al alcance, para lo cual se buscará capacitar al trabajador rural a nivel operativo; como también accediendo a los nuevos eventos biotecnológicos que les permitan ser más eficientes y competitivos.
  3. Impulso a las exportaciones del agro. Se pretende lograr la liberación plena de las exportaciones, ya que el tema de los cupos para exportar o la fijación de bandas de precios solo distorsionan el precio de mercado y frenan el crecimiento de la producción. Se pretende articular desde la CAO la creación de Mesas multisectoriales (de la carne, de la fruta, del grano, etc.) sumando esfuerzos para la búsqueda de nuevos nichos de mercado externos, y para trabajar en simplificar y resolver los procesos administrativos de exportación. Asimismo, gestionar políticas públicas a fin de mejorar la competitividad externa de la producción del agro frente al problema del tipo de cambio fijo.
  4. Construcción de cultura agropecuaria. Se difundirán las ventajas que resulten de una nueva legislación a favor del sector agropecuario, para ello se creará una estrategia comunicacional nueva con un equipo idóneo dentro de la institución. Este coordinará con las unidades de comunicación de los subsectores a fin de mostrar los beneficios de producir más y mejor, como también para una más eficiente difusión del conocimiento e innovaciones en medios no tradicionales. Además de campañas que muestren una imagen positiva del productor como protagonista de la seguridad alimentaria nacional y que genera empleo y aporta al desarrollo del país. Finalmente capacitar a periodistas para convertirlos en difusores de este nuevo paradigma de la expansión productiva.

Continuidad de gestión

Díaz tiene la idea de que se debe dar continuidad al trabajo realizado por la gestión de Suárez donde se unificaron criterios en base a un mensaje de unidad denominado Agenda de Transformación Agropecuaria mediante la cual se han dado importantes pasos, aunque no se ha avanzado tanto como se esperaba.

Por ejemplo, citó que se ha dado a conocer y entender al país que no se puede seguir creciendo sin contar con seguridad plena de la propiedad de la tierra, sin biotecnología ni liberación de exportaciones.

“Tenemos que avanzar en el tema normativo. Se han establecido instancias de diálogo a nivel nacional, de cooperación, hemos tratado de hacer una alianza público-privada que ya se ha visto plasmada con el tema del etanol. Actualmente estamos en conversaciones para impulsar Puerto Busch y creemos que va a dar un buen resultado”, indicó.

A la vez adelantó que se concentrarán en mostrar a todos los actores del país, no importando el color político, la importancia de crecer en producción del agro y en hacerles entender que existe una gran oportunidad, y que el futuro es ahora.

“Nuestra relación con el Gobierno (nacional) va a ser buena, siempre estamos predispuestos al diálogo, la cooperación y a seguir las conversaciones que hemos venido teniendo dentro de un marco de una alianza público-privada”, finalizó el candidato a la presidencia de la CAO.