Conozca las exigencias sanitarias de las naciones potenciales compradoras de los excedentes de carne roja nacional. Asimismo el apoyo que brinda el Gobierno hacia el sector ganadero en esta coyuntura y las solicitudes de cambio de éste.

AGRONEGOCIOS, Santa Cruz, 08 de febrero de 2019, Hrs. 09:15

El presidente de la Mesa de la Carne y a la vez vicepresidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), Alejandro Díaz Salek, confirmó que una misión del organismo oficial ruso de sanidad estará en Santa Cruz entre el 18 y el 26 de febrero para realizar dos tareas puntuales; la inspección a las tres plantas frigoríficas habilitadas para exportación: Fridosa, Frigor y DFC de San Ignacio de Velasco, y ver todo lo relacionado con el protocolo sanitario a consensuar entre ambos países.

Ante ello surge la pregunta, ¿Cuáles son las principales exigencias de los demandantes? Díaz responde que lo más importante es que el país otorgue una garantía sanitaria en dos aspectos; la parte de crianza del animal en campo y la de su procesamiento en frigorífico. Así, se hace de vital importancia que las entidades que se ocupan de la sanidad e inocuidad, en este caso el Senasag, funcione adecuadamente.

En campo, esto implica un adecuado control del movimiento animal, programas sanitarios eficientes y sostenibles, además de garantizar las condiciones sanitarias desde la crianza hasta el procesamiento del animal, lo cual se logra con un sistema de trazabilidad idóneo.

Asimismo, las plantas frigoríficas deben responder a las normativas sanitarias de los países compradores.

Para Díaz Salek, los frigoríficos nacionales están en condiciones de pasar con holgura estas pruebas dadas las inversiones y readecuaciones realizadas por los empresarios de este sector.

Normas que acompañan

Como un factor complementario, los ganaderos remarcaron como puntos a favor que el pasado 24 de enero, seis normas fueron aprobadas y se conoció que otras siete están en proceso de gestión. Esto se dio en el marco del Primer Encuentro Ganadero Nacional propiciado por la Confederación de Ganaderos de Bolivia (Congabol), que tuvo la presencia del Presidente del Estado, Evo Morales, Ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, y otras autoridades nacionales, además de representantes de las diferentes instituciones ganaderas de las diversas eco regiones del país.

Oscar Ciro Pereyra, titular de Congabol, ponderó el éxito de esta actividad en el afán de unir a la familia ganadera nacional y hacer más fuerte a esta entidad, pero además de consolidar el crecimiento de la ganadería considerando las particularidades de cada eco región, lo cual, dijo, ha sido comprendido por el Estado.

Normas aprobadas

  1. Ley 1102 de Lucha contra el abigeato. Que penaliza el faenado, transporte y comercialización de ganado ajeno; aumenta las penas por este delito y crea el Consejo Nacional de Lucha contra el Abigeato.
  2. Resolución Bi-Ministerial 004/2018 de la Ley 1102. Que permite tener una instancia de coordinación público-privada para generar políticas y estrategias de prevención y lucha contra el abigeato.
  3. Resolución Ministerial 0602/2018 del Ministerio de Medio Ambiente y Agua. Que permite la limpieza de los campos de pastoreo y manejo de silvopastura para optimizar la superficie productiva a menos costo para el productor, como alternativa de producción sustentable.
  4. Decreto Supremo que modifica el reglamento de las Leyes INRA y de Reconducción Comunitaria. Amplía plazos para el pago de la tasa de saneamiento y adjudicación de tierras para evitar la reversión de las mismas. Reconoce las mejoras e inversiones para la valoración del cumplimiento de la función económica social (FES).
  5. Resolución Ministerial 440/2018 que modifica el reglamento de Producción de Alimentos y Restitución de Bosque de la Ley 337. Permite la reprogramación de compromisos de producción de alimentos y restitución de bosques hasta diciembre de 2019, para evitar la reversión del área deforestada.
  6. Ley de Uso y Manejo Racional de Quemas. Establece el régimen de sanciones administrativas por quemas sin autorización por superficie quemada y no por la totalidad del predio. Establece con carácter excepcional un periodo de regularización en el pago de deudas y multas por quemas sin autorización.

En proceso de gestión

Entre las normas que están en proceso, Pereyra destacó el ajuste de la normativa laboral a la realidad del campo para lo cual se ha establecido una mesa de trabajo con el Ministerio del Trabajo. Lo que se busca es que las inspecciones que se realizan se las hagan a través de formularios que se adecuen al trabajador rural. Asimismo, en el tiempo se buscará trabajar en una Ley General del Trabajo con especificidades para este tipo de labor.

En el tema del ‘perdonazo’ por desmontes ilegales, recordó que esto favoreció a su sector con la habilitación de 500 mil hectáreas para el incremento de la ganadería nacional, pero planteó un desafío que ni el 30% de los criadores implicados en el tema ha logrado cumplir, la reforestación de esas áreas. Esto no por deseo propio, sino por falta de condiciones, dijo, citando el caso del Chaco boliviano, donde el agua apenas alcanza para dar de beber al ganado.

“Le estamos mostrando al Gobierno (nacional) que son prácticas difíciles de cumplir y que los ganaderos queremos estar dentro de la Ley. Entonces todas esas normas hay que cambiarlas para que el ganadero se sienta más tranquilo y pueda seguir produciendo”, remató a tiempo de indicar que cuentan con un plan hasta el 2030 que buscará llegar a las 17 millones de cabezas en todo el país.

Para ello también se pide una normativa que permita el acceso al crédito para los pequeños productores utilizando fideicomisos del Banco de Desarrollo Productivo, una Ley de carga animal para el Chaco, para evitar la degradación del suelo y proteger las fuentes de agua por el sobrepastoreo y que se reconozcan las inversiones, mejoras y asentamientos den la Reserva Forestal Guarayos para los productores que cumplen la FES.