Oleaginosas 2017: Anapo habla de recuperación, pero no de crecimiento

oleaginosas
Marcelo Pantoja, confirmó que en este 2017 a excepción de la soya, todos los cultivos antes mencionados tuvieron importantes niveles de producción destacándose el sorgo y el maíz como los que mayor impulso dieron a esta recuperación del sector.

El sector oleaginoso recuperó los niveles de productividad previos al pasado año, evaluado como uno de los peores de la historia. Pese a haber crecido cerca de un 22% en producción y más del 16% en superficie respecto al 2016, Anapo habla de un estancamiento en los últimos 5 años y aboga por consensuar una agenda productiva con el Gobierno nacional a fin de superarlo.

AGRONEGOCIOS, 12 de diciembre de 2017, Hrs. 16:08

La Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), dio a conocer su evaluación de producción de granos de la gestión 2017, en los cultivos de soya, trigo, girasol, maíz y sorgo, que son los alimentos estratégicos que producen para contribuir a garantizar la seguridad y soberanía alimentaria del país.

Anapo
Marcelo Pantoja, presidente de Anapo.

Su titular, Marcelo Pantoja, confirmó que en este 2017 a excepción de la soya, todos los cultivos antes mencionados tuvieron importantes niveles de producción destacándose el sorgo y el maíz como los que mayor impulso dieron a esta recuperación del sector.

Sin embargo, dijo que si se comparan estas cifras con un año normal, hay un incremento de solo el 4,5% en superficie y un decrecimiento en la producción total de granos.

En total, en 2017 se produjeron 4.336.459 toneladas de granos en 2.093.700 hectáreas sembradas.

Sorgo

El sorgo tuvo un récord productivo pasando de 225.000 hectáreas sembradas en el invierno 2016 a 325.000 en 2017. En verano, igualmente, creció de 13.000 hectáreas en 2015-2016 a 51.500 en 2016-2017. En el consolidado de ambas campañas, con datos parciales, tuvo un crecimiento del 58,19% en superficie, un 86,92% en rendimientos y un 196,07% en producción.

Maíz

En 2017 se ha obtenido una producción total de 594.994 toneladas, que significan un aumento de casi el 88% con relación a la gestión 2016.

Este incremento es debido a una mayor superficie sembrada de 210.200 hectáreas (anterior 160.000 hectáreas) y por un aumento en rendimiento a 2,83 TM/ha, comparado con 1,98 TM/ha., de la gestión 2016.

Trigo

Se han sembrado 109.000 hectáreas en invierno, que representó un 9% más con relación al invierno anterior, que fueron sembradas 100.000 hectáreas.  El volumen de producción obtenido fue de 170.645 toneladas, con un incremento de 133% con relación a 2016, pero sin lograr alcanzar el nivel de 2015 que superó las 248.000 toneladas.

Girasol

En 2017 se ha tenido una producción total de 114.700 toneladas, que significó un incremento de 80% con relación al anterior invierno.

Este aumento se ha debido principalmente a un incremento de la superficie de siembra a 109.000 hectáreas (anterior 95.700 hectáreas) y un aumento en los rendimientos a 1,11 TM/ha., comparado con 0,67 TM/ha., de la gestión 2016. Cabe destacar que este año se dio la mejor producción desde 2013, alcanzando las 114.700 toneladas.

Soya

En 2017 se estima alcanzar una producción de 2.528.660 toneladas, que representa una disminución de 9.5%, en relación a la gestión 2016.

Esta situación se debió a los problemas de sequía que hubo durante el desarrollo de los cultivos y posteriormente por las excesivas precipitaciones pluviales durante la cosecha, que ocasionaron pérdidas de rendimiento.

Sin embargo, la producción obtenida es suficiente para garantizar el abastecimiento del mercado interno, que solamente necesita de 800.000 toneladas para la producción de harina solvente e integral, que demandan los sectores avícola, porcino y lechero, principalmente.

El invierno salvó el año

Comparando por los ciclos de producción, en la campaña de verano 2016-2017, en los cultivos de soya, maíz y sorgo, se produjo 2.337.376 toneladas, que significaron una disminución de 9,40% con relación al verano anterior, aunque se dio un crecimiento de casi 8% en superficie.

Mientras que en la campaña de invierno se logró producir 1.999.083 toneladas de granos de soya, trigo, girasol, maíz y sorgo, que representan una mejora de 103% con relación al invierno 2016 y un 28,11% en superficie.

“Sin embargo, aclaramos que la producción de invierno 2016 se vio muy afectada por la peor sequía de los últimos 20 años que tuvimos que confrontar los productores”, dijo Pantoja.

Esperanzados

Pantoja destacó como muy importante el trabajo que vienen realizando junto al Gobierno nacional a fin de consensuar una agenda productiva a fin de superar este estancamiento.

Entre los temas que se vienen tratando, con diferentes niveles de avance están:

  • La liberación plena de la de la exportación de productos agropecuarios, para que los productores reciban un precio justo por su producción, relacionado con el precio de oportunidad de exportación. “Todos los productores hemos entendido el paradigma; no podemos seguir pensando en un país de 11 o 12 millones de habitantes, tenemos una superficie para alimentar en demasía al país, pero tenemos un gran potencial para exportar. Tenemos la gran tarea de alimentar al mundo”, expresó.
  • Acceso al uso de biotecnología moderna con el uso de semillas genéticamente mejoradas, para lo cual, se plantea que comience a funcionar el Comité Nacional de Bioseguridad, para evaluar nuevos eventos biotecnológicos para los cultivos de soya, maíz y algodón.
  • Mejoramiento de la infraestructura productiva y logística de exportación, para garantizar que los excedentes de producción puedan ser exportados, en el cual, concretar la implementación de Puerto Busch es una prioridad para nuestro sector.
  • Seguridad jurídica para las tierras productivas, lo que significa desalojar oportunamente a los avasalladores; titular las tierras de los productores que cumplen la función económico social y dejar sin efecto la facultad del Viceministro de Tierras que le permite impugnar resoluciones y títulos firmados por el Presidente, dejando en incertidumbre las propiedades saneadas.
  • Lucha contra el contrabando, que hace una competencia desleal para la producción nacional de productos agropecuarios.

Proyecciones

Pantoja indicó que la proyección hacia 2018 es muy similar a la intención de siembra que se viene dando en los últimos dos años; “no podemos hablar de un crecimiento de la frontera (agrícola) si no resolvemos los cuatro elementos fundamentales que estamos reclamando, pero que están en buen camino y se tienden a solucionar, y creo que el Gobierno nos va a dar las condiciones para crecer”, dijo, asegurando que Bolivia tiene el potencial de estar entre los cinco mayores productores de soya del mundo.

Paraguay es nuestro norte

Para el director de Anapo, Mauricio Humboldt, Paraguay ha crecido enormemente en producción agropecuaria porque precisamente se le han dado las condiciones que se vienen pidiendo; “en Paraguay hay biotecnología, hay libre exportación, hay condiciones, hay puertos, hay una seguridad jurídica total; y nosotros vamos hacia ello. Si lo logramos junto al Gobierno, creo que podemos crecer incluso más que Paraguay porque tenemos mejores condiciones”.

Datos de Anapo:

anapo_2017