sequia
Los municipios cruceños afectados son Pailón, Cuatro Cañadas, una parte de San Julián, además de Guarayos con bajos rendimientos en arroz y Cabezas en la zona Sur. Los productores pedirán que estos municipios se declaren en emergencia tras cumplir los requisitos pertinentes.

Son 160.000 hectáreas de soya, 15.000 de maíz y 4.500 de sorgo las afectadas hasta la fecha por la sequía. La tendencia marca que esta cantidad podría subir de no llover en estos días, según manifestaron dirigentes de los campesinos y pequeños productores del oriente.

AGRONEGOCIOS, Santa Cruz, 19 de febrero de 2019, Hrs. 18:27

Los municipios cruceños afectados son Pailón, Cuatro Cañadas, una parte de San Julián, además de Guarayos con bajos rendimientos en arroz y Cabezas en la zona Sur. Los productores pedirán que estos municipios se declaren en emergencia tras cumplir los requisitos pertinentes. Asimismo, solicitan al Gobierno dialogar sobre el tema biotecnología u otras alternativas que les permitan superar este bajón productivo, además de cambios en la normativa para reprogramar las deudas.

Es que más allá del efecto climatológico, los agricultores sufren al ver que no podrán honrar las deudas que mantienen con la banca, las empresas comerciales de insumos agrícolas y las concesionarias de vehículos y maquinarias. Aún no se ha cuantificado la afectación económica que esto supone.

“El problema más grande es que hay muchos compañeros que ya llevan perdiendo varias campañas. Esos productores se quedan imposibilitados y además ya no van a poder tener ni siquiera financiamiento, porque el productor que haya hecho reprogramación ya no es sujeto a crédito. Además, ya le pueden hacer procesos penales, procesos para recuperación de las deudas y las empresas pueden hacer lo mismo”, manifestó Isidoro Barrientos, presidente de la Cámara Agropecuaria de Pequeños Campesinos del Oriente (Cappo), preocupado por la suerte de sus compañeros.

CAPPO

Biotecnología u otra alternativa

En ese marco, Barrientos aprovechó para reiterar el pedido de que se permita el acceso a la biotecnología u otras alternativas para poder enfrentar los efectos crecientes del clima. Cansancio por la espera de 3 años haciendo estas peticiones, falta de comprensión y marginamiento hacia su sector son algunas de las suposiciones que manifestó a fin de argumentar la tardanza del gobierno central para tratar el tema.

Los precios de la soya, que oscilan entre 250 y 270 dólares por tonelada, lo cual no da para cubrir los costos de producción que rondan los 350, es otro de los problemas que atraviesan hoy, fundamentalmente los pequeños productores.

Para Esteban Alavia, representante de los “Interculturales”, uno de los problemas que más les preocupan es el de las deudas, por lo cual se sumó a la convocatoria al diálogo con las autoridades.

Piden respuestas concretas

Finalmente, Marco Balderrama, secretario de producción de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos, recalcó el pedido para que los municipios afectados hacer un estudio técnico real urgente para evaluar las pérdidas por la sequía, para así viabilizar la ayuda que requieren.

Asimismo, indicó que en esta jornada debían reunirse con representantes de los Ministerios ligados a la producción, pero la misma fue postergada hasta el próximo lunes 25 de febrero. Agregó que esperan resultados positivos y no simples charlas distractivas ya que este es un tema serio y por ello requiere de respuestas concretas.

Fotos: Cortesía IBCE