Plataforma de fenotipado en trigo fue evaluada por el Cimmyt

Bolivia
Este año, se han establecido 1,5 hectáreas de pruebas y se trabaja sobre 4.198 líneas en diversos viveros donde se busca generar resistencia no solo a la Pyricularia, también a la Roya de la hoja, cuyo gen también está ligado a la primera.

Entre los factores bióticos que limitan una mayor producción de trigo en Bolivia, sin duda uno de los más importantes es la Pyricularia, por ello el país junto a Bangladesh se han unido a la Plataforma de fenotipado de precisión en campo para esta enfermedad, promovida por el Cimmyt.

AGRONEGOCIOS, 10 de agosto de 2018, Hrs. 11:08

Y es en el marco de este trabajo que se reciben constantes visitas de científicos de esa nación asiática a fin de realizar evaluaciones en el campo de pruebas que ha establecido el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF).

La más reciente, tuvo la presencia de científicos bengalíes a la cabeza del Dr. Pawan Kumar Singh, jefe del Programa de Patología del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt) y la Dra. Carolina Saint Pierre, coordinadora de esta plataforma.

evaluación
Científicos bengalíes a la cabeza del Dr. Pawan Kumar Singh, jefe del Programa de Patología del Cimmyt y la Dra. Carolina Saint Pierre, coordinadora de esta plataforma están en el país evaluando los avances del INIAF y compartiendo experiencias.

Félix Marza, director nacional de innovación del INIAF, manifiestó la importancia que tiene para esta entidad el estudio de este mal que puede afectar entre el 10 y 100% de los campos, más allá del trabajo que ya venían desarrollando de liberar variedades para distintos pisos ecológicos.

“De perderse un 10% de la producción, estaríamos perdiendo un monto aproximado de 11 millones de dólares”, indicó el Ing. Carlos Osinaga, director general ejecutivo del INIAF.

La ventaja de la Plataforma de fenotipado de precisión en campo para Pyricularia es poder contar con el germoplasma élite para efectos de enfrentar esta enfermedad, explicó Marza.

El convenio que tiene el INIAF con el Cimmyt tiene vigencia hasta el año 2020.

Logros

Este año, se han establecido 1,5 hectáreas de pruebas y se trabaja sobre 4.198 líneas en diversos viveros donde se busca generar resistencia no solo a la Pyricularia, también a la Roya de la hoja, cuyo gen también está ligado a la primera.

“Este ámbito nos hace guardar esperanzas de que estamos tomando una labor preventiva muy estratégicamente, de manera que nos permita enfrentar los desafíos de una epifitia el día de mañana en el país, sobre todo en el área tropical, donde las condiciones son ideales para su desarrollo”, resalta el experto boliviano.

Al momento se realiza la labor de fenotipado de cuatro poblaciones grandes, provenientes de progenitores tolerantes a la Pyricularia, todas del Cimmyt. Los resultados son auspiciosos. Luego de seis campañas de investigación se ha identificado ya dos viveros con características de tolerancia a otros males y también a Pyricularia.

Producto de estas investigaciones se ha logrado confirmar un material con tolerancia permanente, el cual se encuentra en la condición de línea elite, que será registrado este año y liberado el siguiente, adelantó Marza.

Otra línea de acción en la que se trabaja es en la tolerancia a sequía, particularmente para la zona de los Valles.

Cuello de botella

El INIAF ha aportado al país con las variedades Tropical y Tropivalle, la última corroborada por el Cimmyt con características de tolerancia a la Pyricularia

Hoy se trabaja en el escalamiento del volumen de semillas de categorías altas a fin de tenerlas disponibles en la cantidad que requieren los productores.

Para subsanar este ‘cuello de botella’ se trabaja tanto por cuenta propia como también productores que ya han sido provistos de las semillas, indica Marza. Entre sus metas está que al 2020 un 15% de la superficie cultivada en el país esté establecida con variedades generadas por esta entidad estatal.

El bengalí Pawan Kumar manifestó que su relación con el INIAF arrancó en 2016, incluso antes de que su país tenga presencia de este mal y hoy comparten las mismas expectativas y desafíos, pues la enfermedad tampoco les ha permitido extender el cultivo, de ahí la importancia de seguir trabajando unidos.