Porcicultura 4.1, tecnología con enfoque humano

porcinocultura
Hoy, los productores de cerdos necesitan para responder a los desafíos de la sociedad moderna, : a) eficiencia de producción y gestión de costos b) desafíos nutricionales de matrices hiperprolíficas; c) restricciones de uso de antibióticos como promotores de crecimiento; d) la sostenibilidad ambiental y las normas de bienestar animal.

La porcicultura 4.0 no terminó de ser difundida masivamente y ya se habla de la 4.1. La diferencia entre ambas se centra en el enfoque. Mientras la 4.0 está ligada al fenómeno de Internet Industrial o Industria 4.0, la segunda suma a estos elementos el factor humano y su capacitación como fundamental.

AGRONEGOCIOS, Santa Cruz, 11 de enero de 2019, Hrs. 15:05

El año 2017 empezó a hablarse de la porcicultura 4.0 en foros por internet y luego pasó a simposios internacionales como INFO360 2018. Ésta supone una serie de cambios en el modelo productivo al incluir el concepto de “Industria 4.0”, en que las principales innovaciones tecnológicas de los campos de la automatización, tecnología de la información y gestión se aplican en los procesos productivos.

Así, se ha dado una revolución provocada por la fusión de la automatización industrial con la tecnología a través de conceptos como Internet de las Cosas, Big Data, Cloud Computing y Sistemas Cyber-Físicos. Este uso de la tecnología para recopilar información y, en base a ella, decidir acciones que mejoren la rentabilidad al ganadero, la sostenibilidad ambiental o el bienestar y la sanidad animal son las bases de esa nueva fase innovadora.

Sin embargo, con este cambio también surgió un desafío; la tecnología está, es accesible y puede ser implementada sin mayores complicaciones, pero, ¿Qué pasa con las personas que la usarán? ¿Están capacitadas para sacarles el mayor provecho posible? Ello llevó a pensar en una porcicultura 4.1 capaz de responder a este gran desafío.

porcinocultura
“Ahora estamos pasando por la llamada Cuarta Revolución Industrial, pero que es mucho más que industrial, es una revolución donde está ocurriendo una convergencia de nuevas tecnologías; biológicas, digitales, del área de la física. Pero lo que es importante es que todas las tecnologías se están mezclando”, explicó, Carvalho.

Edmo Carvalho, gerente de ventas de Agroceres Multimix, habló del tema en Santa Cruz en el marco del evento Enfoco 2018, organizado por esta firma brasilera y representante en Bolivia, Cedrovet.

“Ahora estamos pasando por la llamada Cuarta Revolución Industrial, pero que es mucho más que industrial, es una revolución donde está ocurriendo una convergencia de nuevas tecnologías; biológicas, digitales, del área de la física. Pero lo que es importante es que todas las tecnologías se están mezclando”, explicó a un auditorio conformado por productores de avanzada y técnicos que manejan las más importantes granjas porcícolas del país.

Agregó que es en este escenario que todos los involucrados en el negocio de la porcicultura deben pensar cómo adecuar su trabajo a este nuevo ambiente y que además surge la importancia del nuevo líder 4.1, direccionado para la gestión de personas, también con la cabeza metida en los nuevos paradigmas que impone este momento.

“Este líder necesita pensar, necesita cambiar los modelos mentales para adecuarse a este nuevo escenario. Hay que ser un líder con alto nivel de conocimiento, hay que conocer otras ciencias como psicología, sociología, antropología… hay que conocer la forma adecuada de contratar al personal, pero no basta con contratar, hay que educar, dar las capacitaciones; y, como cuarto punto, el líder necesita ser muy determinado para seguir los retos y objetivos para alcanzar las metas”, resumió.

Personas y tecnología, de la mano

Carvalho aclaró que tanto la parte humana como la parte técnica de la producción porcícola no pueden separarse. “Es un conjunto de cosas en las que necesitamos hacer las gestiones”, indicó mencionando pilares productivos como la nutrición o la genética, pero sin dejar de lado a las personas, en este caso la importancia de desarrollar la mente y alinearla con las tareas productivas, industriales y demás.

Ello también implica el pensar en los consumidores, que son quienes finalmente impulsan la producción. Un consumidor con una demanda constante de calidad, pero también de inocuidad alimentaria; que busca además una carne sabrosa, determinados cortes según el mercado que se trate y a un costo accesible.

porcicultura 4.1
Edmo Carvalho, gerente de ventas de Agroceres Multimix.

Para el gerente de ventas de Agroceres, Bolivia tiene todas las condiciones como para entrar en la porcicultura 4.1; “porque tiene genética, nutrición, instalaciones, vacunas, gente…”, entonces es mucho más una cuestión mental, de cambio, para avanzar y obtener los éxitos mediante este sistema, aseguró.