Productores de oleaginosas preocupados por sequía de invierno

oleaginosas
Soya, trigo, girasol, maíz, sorgo y chía son los cultivos de invierno que han sido afectados en menor o mayor grado por la seca. Sin embargo, el titular de esta entidad gremial, Freddy Suárez, reconoció que estos datos se corroborarían a ciencia cierta una vez acabe la campaña y los granos estén en los silos.

Anapo informó que para la campaña agrícola de invierno 2018, se han sembrado unas 694 mil hectáreas de los cultivos de trigo, maíz, sorgo, girasol y chía, los cuales ya se encuentran afectados en su normal desarrollo y por ende en su potencial de rendimiento, debido a las condiciones de sequía existente actualmente en las principales zonas de producción.

PUBLICADA, 09 de julio de 2018, Hrs. 09:22

Esta situación fue expresada por Richard Paz, Presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo – Anapo, en razón a que la cosecha comenzará en unos 10 días, para los cultivos de trigo, maíz y sorgo, los cuales, presentan una disminución en los niveles de rendimiento y producción, debido a que están afectados por la sequía presentada, principalmente en las zonas de Pailón, Cuatro Cañadas, San Jose de Chiquitos y San Julián, donde no ha llovido desde mayo y representan más del 70 por ciento del área total sembrada.

Indicó que estos cultivos necesitan entre 400 a 500 milímetros de agua durante todo el ciclo de su desarrollo, y que en promedio, en las zonas afectadas, llovió menos de 150 milímetros. Acotó que el periodo crítico donde los cultivos necesitan mayor cantidad de agua, es en la formación y llenado de grano, y que ha sido precisamente cuando no hubo precipitaciones pluviales.

Comentó que en la campaña de invierno se sembraron 107 mil hectáreas de trigo, 109 mil de girasol, 106 mil de maíz, 360 mil de sorgo y 12 mil de chía, y que con respecto a la soya se tiene un avance de siembra de 20 por ciento de las 300 mil hectáreas estimadas a sembrar hasta finales de julio.

Expresó que la sequía prolongada ha favorecido el ataque con severidad del Gusano Cogollero en maíz y sorgo, con lo cual, los agricultores han realizado más de 5 aplicaciones de insecticidas para intentar disminuir su afectación y pérdida de productividad, pero que es casi imposible controlar esta plaga, que ataca durante todo el ciclo del cultivo.

Planteó que es importante avanzar en la aprobación de semilla genéticamente mejorada, para contar con las herramientas tecnológicas que existen para controlar estas plagas que ocasionan una disminución en la productividad y cuantiosas pérdidas económicas a los productores.

Señaló que se está haciendo un relevamiento en las zonas productivas afectadas para cuantificar la disminución de los niveles de productividad, de producción y las pérdidas económicas del sector debido a las condiciones de sequía que se han presentado.

Fuente: Dircom Anapo