Sin medida ni control, en 5 años la Chiquitania quedaría deforestada

ecología
Denuncian que entre San José de Chiquitos y San Rafael, entrando por las colonias se puede ver que hay una deforestación descontrolada, sin planificación.

Es el pronóstico de un experto en suelos. La zona fue declarada en emergencia. Asentamientos humanos avanzan hacia zonas protegidas. La actividad productiva crece descontrolada.

AGRONEGOCIOS, 11 de junio de 2018, Hrs. 11:02

El Ing. Agr. Edward Peña, gerente general de Agroprecisión y asesor agrícola CREA, pronostica que en cinco años podría desaparecer la vegetación de la Chiquitania tal cual hoy la conocemos, ya que estos son los suelos más frágiles del departamento cruceño. Esta preocupante situación ya fue alertada meses atrás por un estudio realizado por el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Santa Cruz (Cinacruz) y también es motivo de preocupación por parte de las autoridades de la zona.

Germain Caballero, alcalde del municipio de San José de Chiquitos y a la vez presidente de la Mancomunidad de Municipios Chiquitanos, comenta que el tema de la ocupación de estos territorios ha estado en agenda permanente de las autoridades de la zona los últimos dos años, lo que ha llevado a que se declaren en emergencia.

El edil lamenta que el control y la administración de este territorio, en término de tierras fiscales, no dependa de los Gobiernos Municipales y sí del Estado a través del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) y la Autoridad de Bosques y Tierras (ABT).

Ante estas instancias se han venido haciendo las denuncias respectivas en por lo menos tres oportunidades, indica, y menciona como observaciones puntuales la ocupación del territorio con nuevos asentamientos humanos tratando de hacer uso de tierras fiscales. Estos grupos de personas llegan en cantidades importantes y son campesinos bolivianos del interior, pero también hay empresarios nacionales y extranjeros que invierten en grandes extensiones.

Según Pedro Damián Dorado, asambleísta departamental por el pueblo indígena chiquitano, mientras los originarios del lugar hacen agricultura de subsistencia desmontando con hacha y machete, lo otro se da por la acción de colonias menonitas, además de traficantes de tierras que venden a gente extranjera. Ello hace que el tema sea delicado y complicado de resolver, incluso asegura haber recibido represalias por ejercer su labor fiscalizadora en el territorio y por ello reclama una mayor presencia de Estado.

deforestación
La primera imagen satelital fue tomada en 2010 y corresponde al cuadrante que abarca el Norte de San José de Chiquitos hasta proximidades de San Rafael y una porción hacia el Este. Muestra escaso desmonte.
desmontes
La segunda imagen es de mayo de 2018 y muestra un notorio desmonte y el avance de asentamientos de comunarios agrupados de 20 a 30 familias en tierras no destinadas a la actividad productiva.

Dimensión del problema

Peña asegura que entre San José de Chiquitos y San Rafael, entrando por las colonias se puede ver que hay una deforestación descontrolada, sin planificación.

“La característica principal de estos suelos es que son ácidos. Estamos hablando de entre 4 y 4.5 de pH. Eso hace que muchos nutrientes sean escasos, como el calcio, magnesio, el fósforo es bajo, el nitrógeno ni se diga, y la materia orgánica de por sí es baja”, explica.

Sumado a ello, dice, es que se halla aluminio en solución (intercambiable) que, al no ser un nutriente esencial en suelos ácidos, es tóxico para las plantas, “y hay sectores con niveles críticos en aluminio. Asimismo, son suelos franco arenosos y superficiales en grado variable”, agrega.

El experto indica que en este marco de situación, los suelos aún pueden rendir muy bien por espacio de 4 a 5 años, pero tras ello caerían drásticamente en productividad, por lo cual se anima a dar este pronóstico. Sin embargo, descarta que esto afecte a las pasturas ya que son más rústicas.

Fertilización como solución

Peña destaca que en la zona chiquitana es vital hacer fertilización con (MAP o adicionar Fósforo) si se busca tener rendimientos que superen las 3 t/ha ya que las condiciones climáticas favorecen los buenos rendimientos. Pero además se precisará utilizar la siembra directa, acompañada por rotación de cultivos para la generación de rastrojo que a su vez proporcione la materia orgánica necesaria para mantener la fertilidad de esos suelos.

Por otra parte reclama que los desmontes deben ser planificados, considerando cortinas rompe vientos, dejando por lo menos un 20% de área con monte para protección y en ese marco pide a quienes adquieran tierras en la zona que sean conscientes del daño medioambiental que pueden causar a mediano plazo

Chiquitanos en emergencia

“En todo el territorio chiquitano, que incluye las provincias Ñuflo de Chávez, Velasco, Ángel Sandoval, Chiquitos y Germán Busch, hemos visto cerca de 800 comunidades campesinas nuevas asentadas en los últimos tres años. Segundo, hemos visto el crecimiento considerable de la frontera agrícola, incluso llegando a tocar áreas que están

San José
Germain Caballero, alcalde de San José de Chiquitos.

dentro de un manejo natural integrado, áreas protegidas, reservas forestales. Y todo esto se da sin cumplir principios de coordinación y subsidiaridad que deben haber entre los niveles de gobierno”, denuncia Germain Caballero.

Para el alcalde, ni siquiera hace falta un estudio técnico-científico para ver con preocupación lo que pueda suceder en los próximos años dada la creciente ampliación de la frontera agrícola, los desmontes ilegales o no y la gran actividad ganadera que ha llevado a esa región a convertirse en la primera productora de carne con cerca de 1.700.000 cabezas de ganado.

Los chiquitanos esperan que su voz sea escuchada y que esta situación sea enmendada más temprano que tarde.

Piden mayor control

El asambleísta, Pedro Damián Dorado, opina que si bien hay Políticas de Estado que regulan la actividad productiva, por ejemplo mediante el Plan de Uso de Suelos (Plus) que controla el Gobierno Departamental, no cabe duda de que a la ABT se le está escapando el control de los bosques en esta zona.

Chiquitos
Pedro Damián Dorado, asambleísta departamental chiquitano.

“No puede negarse que existe esta problemática”, dice, y agrega que en su calidad de asambleísta está recibiendo varias notificaciones para hacer verificaciones in situ sobre la legalidad de desmontes intensivos destinados a actividades productivas.

“Nosotros recibimos la alarma a través de nuestras autoridades originarias de las comunidades, pero en la Asamblea Legislativa Departamental no ha cursado ninguna notificación ni comunicación”, remarca.