Sorgueros miran al etanol con altas expectativas

sorgo
El sorgo posee incluso mayores ventajas que la caña de azúcar pensando en la producción de etanol.

Tras la firma del convenio entre el Gobierno nacional y los ingenios y productores cañeros para impulsar el programa de producción de etanol ‘Bolivia en la Era de los Biocombustibles’, el jueves 08 de marzo, los agricultores que siembran sorgo también sonríen ante las perspectivas de negocios que se les abre.

AGRONEGOCIOS, 12 de marzo de 2018, Hrs. 12:25

Para la zona Este, donde se hace obligatoria la rotación en invierno de cultivos entre la soya, el maíz y ahora el sorgo como reemplazante del girasol, se abre una importante ventana para tener un mercado para este producto y estabilizar su precio.

En pocos años el sorgo pasó de 100.000 a 320.000 hectáreas de área sembrada y tras ser incorporada la tecnología genética y de manejo ha logrado en muchos casos ser rentable, más allá de las bondades que implica dentro de los esquemas de rotación. Según los conocedores, con precios de entre 45 y 50 bolivianos por tonelada, ha llegado incluso a ser más rentable que la soya para quienes lograron tener buenos rendimientos en sus campos.

Pero en general, “es un producto muy variable con su precio; cuando hay mucha producción de sorgo, el precio cae hasta niveles bajísimos que ni siquiera cubren los costos, y cuando hay problema de seca, el precio de sorgo sube”, dijo el titular de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Marcelo Pantoja, a medios nacionales en ocasión de la Exposoya 2018.

Otra ventaja del sorgo es que permite ser sembrado todo el año y no es tan demandante en cuanto a calidad de suelos.

¿Variedades disponibles o no?

Si bien la noticia alegra a todos, en lo que hay discrepancia es en el tipo de materiales necesarios para encarar un cultivo de sorgo con miras a ser transformado en etanol.

Mientras que Pantoja asegura que las variedades que ya se siembran actualmente sirven para ese cometido, hay agrónomos de casas comerciales que hablan de la necesidad de importar semillas específicas o desarrollar otras en nuestro medio.

“El mismo sorgo que ya tenemos sirve, lo que vamos a hacer es aumentar la superficie. El etanol que se saca del grano de sorgo es exactamente el mismo del de la caña de azúcar, es la misma molécula. Ahora lo que teneos que hacer es firmar un convenio con el Gobierno (nacional), para hablar de plazos de compra y asegurar que las inversiones que vamos a hacer que sean rentables”, dijo.

Entre los que hablan de otros materiales está Emilio Ávila, gerente comercial de la empresa Bioseeds, firma que desarrolló sorgos graníferos, doble propósito, de cobertura, de cobertura fibrosos y que actualmente tiene en investigación sorgos sacarinos y otros aptos para la producción de etanol.

Las zonas de Cuatro Cañadas, al Este, y Chané, en el Norte cruceño, además de Colón al Sur de Buenos Aires son las áreas donde vienen trabajando en este cometido, dijo.

Bioseed
Emilio Ávila de Bioseed con sus sorgos en parcelas de la Exposoya 2018.

Ávila indicó que estos materiales sacarinos tienen mucha acumulación de azúcares y a su vez permiten producir alcohol y aceptó que aún no los tienen disponibles para este mercado ya que aún no es atractivo incorporarlo en Bolivia.

Fidel Abel Tejerina, gerente general de Vigor Seed, manifestó su beneplácito por esta apertura que podría llevar al sorgo a consolidar un mercado formal, al entrar la industria a formar parte de la cadena y fijarse un precio estable.

Respecto a los materiales indicó que han testeado algunos específicos para la producción de etanol, pero que no cuentan con ellos al no haber mercado aún. Estos, agregó, permiten acercarse a los grados Brix que tiene la caña de azúcar, pero más allá de esto generan la ventaja de poder ser sembrados todo el año.

Vigor seed
Fidel Tejerina, de Vigor Seed, se declaró sorguero de corazón y por ello se mostró feliz por las perspectivas que se abren.

“Se puede llegar a 9 o 10 grados Brix, pero con la gran ventaja que podemos tener varias siembras al año o podemos sacar hasta tres cortes a una misma zafra, teniendo buenas condiciones. Y aun si no tenemos el rebrote estamos sacando en un periodo de unos 60 a 65 días en promedio algunos híbridos que ya estarían en punto de corte, es decir entrando a floración haríamos los cortes para este propósito, mientras que en un sorgo granífero esperamos 120 días”, explicó.

Mauricio Cuéllar, gerente técnico comercial de Semexa, aseguró que hay muy buenos materiales disponibles y que algunos de ellos calificarían para la extracción de etanol, pero que con este convenio las condiciones estarían dadas para bien importar o bien desarrollar materiales especiales para tal fin.

semexa
Mauricio Cuéllar de Semexa, asegura que las condiciones están dadas para el desarrollo de variedades específicas en nuestro medio.

“En este momento no hay variedades específicas, pero en unas tres campañas se pueden obtener. Semexa tiene más de 25 años de experiencia en investigación y todo lo que desarrolla está en función a lo que el mercado necesita, en función de eso, creo que vamos a trazar una línea de investigación y desarrollo de variedades para que en un futuro inmediato podamos ofrecer al mercado materiales específicos para producir etanol”, aseguró.

Finalmente, Freddy Ledezma, responsable del área de Desarrollo de Productos y del área Comercial de Agroterra, concordó con Pantoja en que hay disponibles en el mercado nacional variedades muy bien desarrolladas con buen grado Brix.

sorgo
Freddy Ledezma, de Agroterra, coincide en afirmar que hay variedades disponibles que tienen el potencial para usarse en el proyecto.

“Acá se han hecho ya trabajos de selección de híbridos con ese enfoque y no ha habido ninguna dificultad en el manejo. Podría traerse mucho más, un jardín de híbridos para probar y hacer una selección mucho más enfocada a la producción de etanol de tal forma nos deje un alto rendimiento en función de ese insumo”, comentó agregando que con una alta demanda podrían hacerse hasta tres campañas de sorgo en el Norte y dos en el Este.

Lo que sí reconoció el presidente de Anapo es que sí podrían importarse o desarrollarse materiales blancos, con menos tanino, para lo que sobra en el proceso, la llamada burlanda, sea más palatable para dar de comer a los animales.

Este es un negocio integral, incorpora la producción de alcohol y de alimento para la pecuaria, concluyó diciendo.